¿Qué y para qué son las doulas?

Estamos muy contentas de abrir un segundo ciclo de formación después de un exitoso primer ciclo en el que participaron mujeres de todo el país manifestando su interés en ayudar a otras madres en este maravilloso proceso de el parto respetado.

En Ecuador existe un promedio de 3.482 nacimientos al mes, de los cuales más del 64% terminan en cesáreas, porcentaje que sobrepasa la recomendación de la OMS que dice que las cesáreas no deben sobrepasar más del 15%.

Los partos naturales son totalmente instrumentalizados e invasivos muy lejanos al nuevo paradigma del parto y nacimiento humanizados.

Tanto en hospitales públicos como privados, en gran medida no se toman en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para el parto y nacimiento, aun se da más importancia a ciertos protocolos que muchas veces no poseen ni siquiera argumentos científicos, como lo son la episiotomía, el rasurado y el enema.

Con el tiempo se convirtió al parto en una enfermedad, pues se interna  y se hospitaliza a la madre, se lo convirtió en un acto quirúrgico y por ello surge una  especialidad médica, también  se lo convirtió en un problema epidemiológico y por eso hay que sanitarizarlo.

doula

 

Hace no más de 30 años el parto en casa era una de las maneras más comunes de traer a nuestros hijos al mundo.

De a poco las ciudades se fueron agrandando, las ciudades capital se constituyeron en espacios de aprendizaje y trabajo, las familias se fueron separando y de este modo la tradición sobre el parto, la información que era trasmitida de generación en generación son interrumpidas, dando paso con facilidad  a un sistema medicalizado e impersonal del parto.

Las mujeres que debieron ser acompañadas por sus abuelas o las mujeres de la casa al migrar se quedan solas y su confianza se vuelca completamente a una sola alternativa, al parto medicalizado e instrumentalizado.

Y es que en el afán de sostenernos entre mujeres en uno de los momentos más importantes que es el nacimiento de nuestros hijos, aparecen las doulas , mujeres que nacen de la  esencia solidaria femenina, de la sororidad y la voz interna que llevamos cada una  y que se activa cuando nos sentimos agredidas, inseguras, maltratadas, desprotegidas, violentadas.

Las doulas siempre existieron y hoy ante un sistema de atención al parto frío y deshumanizado, desean devolver a la madre la confianza y empoderamiento

Las doulas son la voz del pasado en el presente, son quienes  cuidan la memoria del parto, que empodera a la mujer en el proceso natural de su cuerpo.

La doula acompaña de modo psico-emocional a la madre durante el embarazo, parto, postparto, lactancia y maternidad.

En la sociedad actual, las redes de apoyo entre mujeres se han perdido en gran medida.

00-dar-a-luz-natalia-roca

Por un lado, la familia nuclear hace que sea una pareja sola la que afronte la etapa de maternidad. Por otro lado, el aumento de la movilidad laboral, hace que la pareja está alejada de su familia o amigos más íntimos. En general, hoy en día las mujeres se enfrentan a la maternidad solas y sin referentes cercanos, dentro de una sociedad en que la maternidad está bastante desvalorizada y superficial. A menudo, el único referente con el que cuentan las mujeres son las revistas especializadas y medios de comunicación, en los que se suele ofrecer una imagen muy suavizada y bastante diferente de la realidad.

Este conjunto de cosas, hace que las experiencias que se suelen compartir entre madres, en el parque o a la salida de guarderías y colegios, pasen por alto sentimientos profundos y reales como: los sentimientos contradictorios ante el embarazo (la inmensa alegría que supone la noticia del embarazo, lleva asociada sentimientos de temor, de inseguridad respecto al momento, a la capacidad de salir a delante), frustraciones por partos que no resultaron el momento emotivo y milagroso que se esperaba (mala información antes y durante el mismo, sentimientos de indefensión, de maltrato por el empleo de prácticas agresivas contra la madre o el bebé, sentimientos de responsabilidad en casos de cesáreas u otras intervenciones), lactancias fracasadas, y en general, desconcierto por sentimientos presentes y reales, pero que parecen absolutamente ajenos a lo que nos enseña la sociedad: parece que ninguna otra mujer antes sintió algo parecido.

Las doulas surgen, junto con otros grupos de apoyo (grupos de lactancia, sobre todo), para retomar esta red de apoyo entre mujeres, recuperar la realidad de la maternidad como crisis vital en la vida de una mujer, y recuperar el espacio y posición que les corresponde. No podemos volver la cara a los sentimientos que invaden a la mitad de población, varias veces en ocasiones, y que repercuten en la formación de la sociedad del futuro.
¿Quieres saber más?  por favor escríbenos con gusto resolveremos todas tus dudas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s